Las 5 fuerzas de Porter en marketing

¿Qué son las 5 fuerzas de Porter en marketing?

Ayúdanos compartiendo esta noticia en Redes Sociales

Hablar de un plan de marketing profesional, es hablar del análisis de Porter o las 5 fuerzas de Porter. Una estrategia avanzada que permite evaluar a profundidad las condiciones de un sector del mercado, determinando la competitividad de las empresas.

Desarrollado por Michael Porter, la estrategia Porter constituye un modelo para la gestión empresarial con el que podemos maximizar los recursos que destacan sobre la competencia.

Para Porter todas las empresas que quieran poner en marcha una determinada estrategia deben planificar previamente sus objetivos considerando la visión empresarial pertinente. De manera que para lograrlo, las empresas deben tomar en cuenta el ecosistema general en el que se encuentran.

¿Qué es el análisis Porter?

Las 5 fuerzas de Porter es una herramienta de gestión empresarial creada por Michael E. Porter de la Universidad de Harvard. Y cuya metodología ofrece un análisis competitivo centrado en los aspectos claves de cada industria.

Por su innovación y efectividad, el esquema de Porter, al igual que la matriz PEST o PESTEL y el análisis DAFO, es considerado un modelo eficiente de resultados comprobables que optimiza la experiencia organizacional de cualquier empresa, a favor de la toma de decisiones.

Es así como a través del modelo de las 5 fuerzas de Porter, es posible definir el potencial de rentabilidad de una organización, evidenciando la importancia de la responsabilidad social y el valor compartido durante este proceso.

Estrategia Porter o las 5 fuerzas de Porter en marketing

Con las 5 fuerzas de Porter se puede analizar el nivel de competencia de la empresa en el ámbito en el que opera, y cómo esta última puede aprovechar su ecosistema para conocer su poder competitivo.

De hecho, Michael Porter sostiene en su libro “Estrategia Competitiva” que la rentabilidad de una empresa puede definirse mediante las 5 fuerzas esenciales que la componen, independientemente del sector en el que se encuentre.

Dichas fuerzas se determinan mediante la amenaza de competidores, amenaza de nuevos productos, poder de negociación con proveedores, poder de negociación de consumidores y rivalidad entre competidores.

De esta manera, dicho modelo permite analizar y medir los recursos de una empresa con respecto a su sector, identificando oportunidades, fortalezas, amenazas y debilidades. Siempre a favor de una planificación estratégica eficiente.

Fuerza 1. Poder de negociación de los clientes

Este poder hace referencia a la capacidad que los clientes pueden tener a la hora de decidir qué precio es razonable pagar por un determinado producto o servicio. De esta forma, las empresas se encontrarían amenazadas por este poder.

Por ello, Porter considera que entre mejor se organicen los consumidores, más exigencias y condiciones tendrán sobre calidad, precios y servicios. Ante esto, como la empresa puede tener menos margen de ganancia, es importante tomar acciones contundentes que permitan identificar clientes importantes interesados en establecer relaciones comerciales a largo plazo.

Para lograrlo, recuerda que esta amenaza depende de factores como:

  • Alto volumen de compra.
  • Mayor número de clientes con respecto al número de compañías (ley de oferta y demanda).
  • Posibilidad de negociación con sectores de costes fijos elevados.
  • Facilidad del comprador de cambiar de empresa.
  • Mucha oferta en productos.

Un ejemplo de ello se puede dar en las empresas de venta de productos de segunda mano. Cuya elevada oferta hace que las empresas compitan entre ellas para captar más clientes, y estos a su vez, estando consciente de ello, toman ventaja en la negociación de productos, bienes y servicios.

Sin embargo, al margen de esto podemos aplicar estrategias para:

  • Aumentar la visibilidad a través de campañas de marketing y publicidad.
  • Optimizar los canales de venta.
  • Mejorar la calidad del producto y/o servicio.
  • Establecer ofertas proporcionando un nuevo valor añadido.

Fuerza 2. Poder de negociación de los proveedores

El poder de negociación de los proveedores se manifiesta cuando determinados proveedores con los que se tienen servicios (que son de calidad y que se valoran) acaban monopolizando el mercado. De esta manera, los proveedores pueden cambiar aspectos como los plazos de entrega, precios y nivel de calidad.

Asimismo, Porter afirma que el poder de negociación de los proveedores inicia una vez la demanda supera la oferta. Por ello, al existir un número superior de materias primas, los proveedores pueden fácilmente incrementar el precio del producto final.

No obstante, también conviene aclarar que el poder de negociación de los proveedores depende de factores como el intercambio de materias primas a un costo elevado, el no poder comprar productos al por mayor o el que no existan materias sustitutivas para productos ya existentes.

Analizar los factores que inciden en la negociación de los proveedores permite conocer la influencia que estos tienen sobre productos, bienes y servicios, consintiendo la posibilidad de mejorar dichas relaciones comerciales.

Con esto en mente, algunas estrategias que podemos implementar para contrarrestar la dependencia directa hacia los proveedores es:

  • Aumentar la cartera de proveedores.
  • Establecer convenios a largo plazo.
Curso de Regalo Transformación Digital y Ventas Online

TE REGALAMOS ESTE MINI CURSO


Aprende sobre Transformación Digital y Ventas Online.
Recibirás clases en vídeo y conocerás nuestra Escuela de Negocios.

Fuerza 3. Amenaza hacia los nuevos competidores

Según este modelo es posible que haya una mayor amenaza ante la entrada de nuevos competidores cuando ofrecen productos similares a los nuestros. Si las barreras de entrada para acceder al mercado en el que se opera son pocas o inexistentes habrá mayor amenaza ante la entrada de nuevos competidores .

Esta amenaza depende de factores relaciones con:

  • El valor de la marca.
  • La economía a escala.
  • Los requerimientos del capital.
  • El acceso a la distribución.

Pero, como este poder también nos permite sacar provecho con respeto a la competencia, conviene tomar en cuenta su influencia para contrarrestar esta fuerza mediante:

  • La reducción del coste del precio de los productos.
  • El aumento de la inversión de marketing y publicidad.
  • El mejoramiento de los canales de distribución.
  • La optimización de los procesos de venta.

Fuerza 4. Amenaza de productos sustitutos

En los mercados en los que hay productos que son similares o que ofrecen características parecidas se producen una amenaza de productos sustitutivos. En este sentido, los consumidores pueden alternar su demanda entre los productos presentes en el mercado.

Esta fuerza del esquema Porter permite conocer cómo se integran estos nuevos productos en el mercado y como nuestros productos pueden convivir con ellos a través del mejoramiento de nuestra oferta.

Mientras tanto, otras soluciones para contrarrestar dicha fuerza son:

  • Mejorar los canales de venta.
  • Optimizar la calidad del producto.
  • Reducir costes.
  • Diversificar la producción integrando nuevos productos sustitutos.
  • Aumentar la inversión en marketing.

Fuerza 5. Rivalidad entre empresas

En los mercados actuales la rivalidad entre las empresas actúa como factor que potencia el desarrollo de los productos y la mejora. Las empresas están atentas al mercado y a lo que hace la competencia para mejorar las propuestas de productos y servicios.

De hecho, en determinados casos, como cuando hay pocas diferencias entre los productos del mercado, productos perecederos o disminución de la demanda, se produce un aumento de la rivalidad entre empresas.

En algunos casos es posible incrementar la inversión en publicidad, reducir los costes fijos, asociarse con otras organizaciones o proporcionar servicios de valor añadido para propiciar relaciones comerciales sanas que abastezcan el mercado en vez de monopolizar.

Así que para hacer frente a la rivalidad, tomando en cuenta que la competencia es necesaria para el crecimiento del mercado, podemos:

  • Mejorar la experiencia del consumidor.
  • Promover ofertas inteligentes.
  • Agregar valor añadido a nuestros productos diferenciándolos de la competencia.

¿Cómo hacer un análisis de las 5 fuerzas de Porter?

Estas 5 fuerzas de Porter han sido usadas por las empresas a nivel estratégico en la planificación empresarial y en la toma de decisiones. Para utilizar esta estrategia las empresas hacen un estudio por separado y organizan esta información en un diagrama.

Dicho de otra manera, en relación con cada una de las fuerzas competitivas de Porter se realiza un brainstorming que permita determinar los principales aspectos para competir en el mercado.

En este diagrama se indica el grado de beneficios o impacto neutro que estos factores pueden tener sobre la organización.

A continuación te mostramos un ejemplo del modelo de las 5 fuerzas de Porter:

ejemplo-modelo-de-las-5-fuerzas-porter

Que interesante, ¿verdad? Si deseas información adicional, descubre el mundo del marketing y hazte un experto con ESEM.

Apúntate a nuestras ofertas formativas, las puedes recibir de dos formas: online o presencial.

Ayúdanos compartiendo esta noticia en Redes Sociales

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *